ESP

El restaurante brasserie Quod, al que se accede desde High Street y por un vestíbulo acristalado, es, con su terraza y su bar, el lugar de reunión de The Old Bank Hotel. Anteriormente el hall de un banco, ha sido transformado por su propietario Jeremy Mogford para convertirse en el restaurante más grande y exitoso de Oxford. Su diseño elegante y contemporáneo describe perfectamente un espacio que alberga una extraordinaria colección de arte británico.

La brasserie está abierta todo el día para que los clientes puedan disfrutar del desayuno, de nuestro famoso almuerzo de dos platos a muy buen precio, del té de la tarde y de la cena. Esta elegante brasserie sirve comida mediterránea consistente, nada pretenciosa y de sencilla concepción. Maravillosas pizzas, pasta, pollo de corral, pescados y mariscos de Jersey, cordero, ternera y cerdo procedentes de la finca que el propietario tiene en el mismo condado de Oxfordshire, excelentes snacks y una botella de vino de confianza, todo a un precio razonable.

El restaurante cuenta además con una gran terraza climatizada al aire libre donde los comensales pueden tomar el café de la mañana, un sencillo almuerzo y excelentes cócteles, o cenar disfrutando del buen tiempo.

El servicio es relajado pero bien informado, y los camareros conocen a la perfección los platos especiales, que cambian dos veces al día, facilitando así la elección de los clientes . Una pierna de cordero asada de Rofford Farm con ajo y romero, boeuf bourguignon con un cremoso puré de patatas o crème brulée suelen servirse a la hora del almuerzo, mientras que a la hora de la cena no es extraño ver un filete con salsa béarnaise o una lubina con tomate y azafrán.

Quod es un lugar en el que estudiantes, artistas, escritores y turistas se reúnen para comer bien y disfrutar en un marco amplio y confortable de la cultura de café que tanto atrae a todos. El almuerzo de los domingos, o “Sunday lunch” es toda una institución en Quod, donde las familias pueden saborear todas las semanas los tradicionales asados en medio del ajetreo y bullicio de camareros y barmans.

Además, en la terraza o en nuestras salas individuales los clientes pueden comer o celebrar fiestas privadas. Todos los domingos, en el bar se puede disfrutar en directo de jazz de primera clase, y los comensales tienen el raro lujo de poder estacionar su coche gratuitamente en el centro de la ciudad, dejándolo en el aparcamiento de The Old Bank Hotel.

Abierto todos los días desde las 07:00 hasta las 23:00, 22:30 los domingos.